.

.

Recomendaciones sobre el uso de la publicidad en un negocio

La publicidad entra más que todo por los ojos, debemos prestar atención a las imágenes que conforman nuestra publicidad, pues ellas son lo que más efecto tendrá en la atención y recepción del mensaje publicitario.

Veamos a continuación algunos consejos o recomendaciones sobre el uso de la publicidad en un negocio:



Definir público objetivo



Antes de lanzar nuestra campaña publicitaria, debemos segmentar, identificar y analizar bien a nuestro público objetivo, es decir, al público específico a quien será dirigida nuestra publicidad.



Debemos tener en cuenta de que no todos los públicos reaccionan por igual, tienen acceso a los mismos canales, y no tienen las mismas características.



Por lo que identificando y analizando bien a nuestro público objetivo, diseñaremos mejor nuestros medios, canales, mensajes y demás estrategias publicitarias.



Por ejemplo, si usaremos la radio como canal publicitario, debemos poner nuestros anuncios en los horarios que sean más escuchados por nuestro público objetivo.



Si decidimos repartir volantes, debemos hacerlo en una hora en donde haya una mayor concurrencia de nuestro público objetivo, de ese modo, no desperdiciaremos nuestros volantes, ahorraremos energías y llegaremos a un mayor público interesado.



Publicidad de calidad



Nuestra publicidad no debe ser de mala calidad, por ejemplo, en un pobre diseño de nuestra página web, o al usar papel de poca calidad para nuestros folletos o tarjetas; ya que en nombre de la reducción de costos, podemos dar una mala imagen de nuestro negocio.



Siempre que nos decidamos por hacer uso de la publicidad, debemos reservar un presupuesto respetable para ella, de modo que, al hacer uso de ella, demostremos ser un negocio próspero.

 

A los consumidores no les gusta comprarle a negocios austeros. 




Mensaje publicitario veraz



Nuestro mensaje publicitario debe ser veraz, nunca debemos ofrecer algo que no tenemos, o que no podremos cumplir, pues en caso de suceder ello, daremos una muy mala imagen.


Antes de ofrecer algo a través de nuestra publicidad, debemos asegurarnos de que realmente contamos con ello o de que seremos capaces de cumplirlo. Debemos asegurarnos de que seremos capaces de producir lo suficiente como para poder atender la posible demanda, y de que podremos hacerlo de un modo constante.



La publicidad entra
más por los ojos



La publicidad entra más que todo por los ojos, debemos prestar atención a las imágenes que conforman nuestra publicidad, pues ellas son lo que más efecto tendrá en la atención y recepción del mensaje publicitario.

 

Debemos, por ejemplo, asegurarnos de que el logo de nuestra marca llame la atención y sea legible.



Como dato, podemos señalar que estudios de percepción de mercado señalan que en lo que a la publicidad se refiere, llama más la atención la inclusión de fotografías que la de dibujos.



Repetir la publicidad



Para que nuestra publicidad sea efectiva, ésta tiene que repetirse, no basta con lanzar una campaña publicitaria, y luego olvidarnos de ello, sino que siempre debemos hacerle recordar a los consumidores sobre nuestros productos.



Como dato, podemos señalar que se estima que el promedio de frecuencia ideal para grabar un mensaje en la mente del consumidor es que éste lo escuche o lea tres veces alternadamente en diferentes medios, durante un periodo de una semana.

Related Posts with Thumbnails