.

.

Oportunidades de negocio

Recopilado por: AGNUS® online

Las oportunidades de negocio son posibilidades que todo emprendedor debe aprovechar. Representan una ocasión para desarrollar una idea empresarial que los podría llevar a la consolidación de objetivos, innovar en un sector laboral o lanzar un nuevo producto o servicio en el mercado.

Cuando se descubre un nuevo nicho de mercado o se identifica una necesidad insatisfecha, ambas son oportunidades de negocio que, con la debida capacidad financiera, de recurso humano y de tecnología, se pueden aprovechar.

El concepto que define “oportunidad de negocio” está muy vinculado al de “mercado empresarial” porque, en general, se trata de sacar el mejor provecho de la necesidad de los consumidores, satisfacer una demanda o crearla y lanzar un artículo o servicio que se destaque por su capacidad innovadora.

¿Qué son las oportunidades de negocio?

En pocas palabras, son aquellos momentos ideales en donde se puede desarrollar una idea empresarial y obtener ganancias en el proceso. Cuando hablamos de “momentos ideales”, nos referimos a ese preciso instante en donde el mercado está en una buena situación, contamos con los recursos financieros y tecnológicos necesarios y poseemos un nicho de negocio o un sector empresarial para innovar.

No todas las ideas tienen posibilidades de ser desarrolladas, por esa razón, se debe hacer especial énfasis en tener ese momento ideal en donde la factibilidad de obtener beneficios esté a nuestro favor.

Hay que aclarar que “momento ideal” no es esperar a que las oportunidades caigan del cielo, es más bien trabajar para que todas las probabilidades de éxito estén a nuestro favor. Es decir, estudiar bien el mercado y detectar ese preciso instante en donde existan más probabilidades de que se pueda desarrollar la idea de negocio con éxito.

Un punto que se debe tener en cuenta a la hora de desarrollar las oportunidades de negocio, es que el emprendedor o la empresa debe verificar si el nicho de mercado al cual se dirigirá la propuesta es lo suficientemente numeroso y esté dispuesto a pagar por el producto o servicio que se le ofrezca. Para esto, se debe hacer una exhaustiva investigación que permita identificar las oportunidades de negocio que ofrezca ese mercado.

Fuentes de oportunidades de negocio

Todas los emprendedores, empresas, corporaciones, etc., están en la búsqueda constante de oportunidades de negocio que puedan ser desarrolladas con éxito y rentabilidad. En ese sentido, las fuentes de oportunidades de negocio más frecuentes y ventajosas son:

  • Suministrar un producto o servicio escaso:

Ofrecer un producto o servicio que en un momento determinado escasea es una gran oportunidad de negocio. Es una gran manera de que la gente incluso, haga fila para adquirirlo. Un ejemplo podría ser la escasez de jabones antibacteriales cuyo uso se haría obligatorio ante la aparición de una enfermedad de carácter pandémico como el coronavirus. En este caso, existe la posibilidad de obtener un margen considerable de ganancias porque dicho producto se podría ofrecer en precios más elevados.

  • Ofrecer un valor añadido a un producto existente:

La idea es ofrecer el mismo producto o servicio que ya existe en el mercado, pero con una calidad superior, es decir, con un valor añadido. Siguiendo con el ejemplo del jabón antibacterial, ofrecer uno que además de proteger contra el coronavirus y otras enfermedades contagiosas, suavice la piel y deje un aroma agradable en tus manos.

  • Innovar con un nuevo producto o servicio:

Se puede partir de la nada y lanzar un producto o servicio totalmente nuevo al mercado que ataque un nicho específico. Para esto, se debe hacer un estudio previo de las oportunidades y las demandas insatisfechas y verificar si es factible o no introducir algo nuevo que intente cubrir esa demanda. Ejemplo: en lugar de lanzar otro jabón antibacterial, innovar con una loción para cuerpo que con solo aplicarla después del baño, te proteja de cualquier enfermedad infecciosa sin necesidad de usar un jabón antibacterial.

¿Cómo identificar una oportunidad de negocio?

Todo emprendedor debe poder identificar una oportunidad de negocio partiendo de estas 3 importantes premisas:

  • Prestar atención a los clientes de sus buenas y malas experiencias con la competencia.
  • Buscar mercados donde no exista mucha competencia.
  • Estudiar las oportunidades de innovación.

Es posible encontrar oportunidades de negocio que nos permitan disfrutar de ganancias, lo importante es tener mucha paciencia, estar atentos sobre las novedades que presente el mercado, investigar y tener mucha cautela para no irse de bruces y actuar.

La acción siempre será el motor principal para emprender en el mundo de los negocios. ¿Tienes una idea que no has desarrollado? Comienza hoy a trabajar para que en un futuro se convierta en tu oportunidad de negocio.



La entrada Oportunidades de negocio aparece primero en https://ift.tt/34iY7qR

¿Cómo elaborar un plan de trabajo?

Recopilado por: AGNUS® online

Para que las empresas desarrollen todos los procesos correctamente debe existir un plan de trabajo minucioso y muy bien diseñado que evitará entre otras cosas, el caos, las pérdidas y los escenarios poco favorables.

La finalidad es asegurarse que las tareas estén planificadas sobre el calendario para que todos los objetivos sean cumplidos. 

¿Qué es un plan de trabajo? 

Un plan de trabajo es un instrumento que permite identificar, organizar, maximizar y simplificar todas las tareas necesarias para lograr un objetivo. En pocas palabras, se trata de una gran herramienta que te permitirá hacer las cosas bien. 

Una de las grandes ventajas del plan de trabajo es que puede ser usado tanto en el ámbito corporativo, como el educativo y el profesional. De hecho, es casi imposible concebir una gestión de actividades, independientemente del ámbito, que no tenga un plan de trabajo previo. 

Lo importante es que el plan permita planificar, gestionar y optimizar todos los recursos posibles que ayuden a alcanzar los objetivos. Además, debería poder sistematizar toda la información que se genere durante todo el proceso para posteriormente, analizar las conclusiones obtenidas. 

¿Cómo elaborar un plan de trabajo en 5 pasos? 

Tómate tu tiempo antes de iniciar, analiza la situación, estudia todo lo que sea necesario y ten en cuenta no uno, sino varios escenarios. 

Guíate por estas premisas:

  • El plan de trabajo es de tu empresa, y por ende, debe ser útil para ti y para ella. Lo que funcionó en otras organizaciones no necesariamente funcionará para ti, encuentra lo que realmente es efectivo y trabaja en pro de eso.
  • Si notas que tu plan de trabajo será grande, lo mejor es que lo dividas en etapas y las identifiques lo más claro posible.
  • Asegúrate de contar con el personal necesario que te ayudará en la elaboración del plan. No agregues a personas que no cumplan ninguna función en la elaboración del mismo.

Acto seguido, desarrolla tu plan cumpliendo estos 5 pasos:

  • Establece los objetivos:

Define de la forma más clara posible todo lo que quieres lograr ¿Qué es lo que realmente deseas? Responder a esto te ayudará a identificar todos los objetivos. También debes marcar plazos y fechas que deberán ser cumplidos obligatoriamente. Lo recomendable es ser realista con los plazos para poder cumplirlos y no agobiarte ni a ti ni a los integrantes del equipo. 

  • Redacta los antecedentes con precisión:

Es menester contar con una introducción y unos antecedentes adecuados que ayuden a entender las motivaciones del plan de trabajo, para que todos los implicados entiendan su función y el porqué de los objetivos. 

  • Fija las metas:

Las metas tienen una visión más general, mientras que los objetivos, son más específicos. Ambos deben estar plasmados cronológicamente en el plan y estar detallados lo más posible. Usa la regla SMART que en inglés es “inteligente”, además, sus siglas significan: específico, medible, alcanzable, relevante y en tiempo limitado. 

  • Haz la lista de recursos y limitaciones:

Identifica no solamente los recursos con los que dispones, sino también los que necesitas. Además, enumera todas las limitaciones posibles y cómo puedes solucionarlas. 

  • Identifica todos los responsables y deja las estrategias por escrito:

Debes identificar a todas las personas involucradas junto con sus tareas bien delimitadas y específicas. Procura brindarle los recursos necesarios a todos de manera que no exista nada que impida que cumplan con sus funciones. Por último, deja todo, absolutamente todo por escrito. Enlista todas las acciones del plan, el calendario, los horarios, la cronología, incidencias, involucrados, sus actividades y todas las estrategias relacionadas. 

Ejemplos de tipos de plan de trabajo 

Algunos tipos de plan de trabajo incluyen:

  • Plan de trabajo para ventas.
  • Plan de trabajo general de una empresa (el más usado).
  • Plan de trabajo para un proyecto personal.
  • Plan de trabajo educativo.
  • Plan de trabajo para estrategias de mercadeo.

Este es un modelo típico de cómo luce un plan de trabajo. Por supuesto que todo depende del tipo de empresa, sus metas y objetivos que se deseen lograr.

(cortesía de marketingandweb.es)

Variará en algunos tópicos, lo importante es que lo adaptes a tu proyecto, ya sea de ventas, empresarial, educativo o personal. Lo fundamental es que, independientemente del tipo, siempre debes comenzar con tus objetivos, asignación de una fecha de ejecución, plan de acción y los responsables de ejecución. 

El plan de trabajo es una gran herramienta que puedes usar en favor de lograr tus objetivos. Solo debes mover muy pensadamente cada pieza y hacer que las cosas sucedan, es decir, que el plan lo lleves a la acción. 

¿Cómo ha sido tu experiencia en la elaboración de planes de trabajo? De antemano, muchas gracias por tus comentarios. 



La entrada ¿Cómo elaborar un plan de trabajo? aparece primero en https://ift.tt/34woH07

¿Qué son las incubadoras de negocio?

Recopilado por: AGNUS® online

No basta con tener una buena idea para emprender un negocio. Hace falta planificación, estudio, estrategias, recursos, etc., para que el proyecto pueda ser desarrollado y posteriormente ejecutado.

Se trata de un proceso importante que, si no se gesta adecuadamente, puede hacer fracasar cualquier idea por más innovadora y grandiosa que sea. Esta es la etapa en donde la mayoría de los emprendedores novatos, se hunden.

Por esa razón las incubadoras de negocios han surgido como una gran alternativa, no solamente porque ayudan a las nuevas empresas en el proceso de su creación, sino que las protege a lo largo de todo su crecimiento y desarrollo.

Las incubadoras de negocios brindan la asistencia necesaria a cualquier empresa para que triunfe. Su uso ha sido popularizado en varias partes del mundo y se ha convertido en la opción predilecta de los emprendedores más inexpertos.

Dentro de sus funciones está la de evaluar la factibilidad técnica, financiera y de mercado de un plan, proporcionando servicios de asesoría en todos los ámbitos y brindando el respaldo necesario en el desarrollo de planes de mercadotecnia y de negocios.

¿Qué son las incubadoras de negocio?

Es un programa de apoyo corporativo a negocios y empresas en sus etapas iniciales para que puedan desarrollarse adecuadamente y, durante ese proceso, se fortalezcan, crezcan y se mantengan con firmeza y éxito financiero.

Las incubadoras de negocios dan consultoría, apoyo y asesoría en todas las etapas del proyecto, desde la inicial donde apenas la idea se está gestando hasta su pre y post-desarrollo. Incluso, van mucho más allá.

Brindan un espacio físico para el desarrollo del negocio que incluirá desde los servicios básicos como luz, agua, teléfono, internet y equipos de trabajo, hasta orientación legal, ayuda para créditos financieros, logística, servicios contables, administrativos y contactos con potenciales inversionistas.

Las incubadoras de negocios pueden ser tanto instituciones públicas como privadas. Para que una empresa pueda optar a ellas debe participar en un proceso de selección en donde se tomarán en cuenta diversos aspectos.

¿Cuáles son los objetivos de las incubadoras de negocio?

  • Apoyo en el nacimiento de ideas que se pueden convertir en empresas.
  • Optimizar el éxito de los nuevos negocios.
  • Minimizar el riesgo financiero.
  • Garantizar el éxito de proyectos innovadores.
  • Colaborar en el crecimiento y mantenimiento de los negocios.

¿Cómo funcionan las incubadoras de negocio?

El modelo de incubación de negocios funciona en tres etapas:

  • Pre-incubación:

Es la etapa inicial donde se estudia a profundidad la idea de negocio. Acá, se evalúan todos los aspectos necesarios para determinar si es factible y cuál es la mejor manera de ponerlo en marcha.

Es en la pre-incubación es donde se crea el plan de negocios y, en caso de que ya exista uno, se potencia y maximiza en aras de que brinde el nivel más alto de efectividad. También se decide el mejor tipo de negocio para plasmar la idea y las vías adecuadas para su ejecución. Se estima que esta etapa tenga una duración de unos 6 meses.

  • Incubación:

En esta parte se pone en práctica el proyecto y se comienza el desarrollo del plan de negocio, contando con toda la asesoría para una ejecución exitosa. En la etapa de incubación, el proyecto recibirá el acompañamiento necesario para su posterior funcionamiento.

Cada implicado recibe la capacitación requerida y constante para desarrollar la idea de negocio con independencia y eficacia. Esta etapa tiene una duración de unos dos años y aunque podría variar, por lo general, no debería durar más de ese tiempo. Dependerá mucho del tipo de emprendimiento, de sus características y sus necesidades.

  • Post-incubación

Luego de que el proyecto ha alcanzado el nivel de madurez deseado, llega el momento de independizarse. En esta etapa, el negocio ya ha recibido la asesoría y el acompañamiento para que continúe su desarrollo fuera del espacio físico que le proporcionó la incubadora. Es hora de poner en práctica todo lo aprendido para que la empresa prospere y se mantenga.

La post-incubación tiene una duración de 6 meses a un año, pero dependerá de las necesidades, visiones, características y del tipo de negocio que se esté incubando.

Formar parte de las incubadoras de negocios es, en definitiva, una gran experiencia que permite a cualquier empresario y emprendedor tener un negocio próspero, longevo, exitoso y que no represente grandes riesgos.

Si te encuentras en la etapa inicial de un proyecto y no sabes cómo llevarlo a cabo ni desarrollarlo, contar con una incubadora de negocios es una gran idea para ayudarte a alcanzar el éxito que desees.



La entrada ¿Qué son las incubadoras de negocio? aparece primero en https://ift.tt/2YkBBKp

Cultura y Clima organizacional

Recopilado por: AGNUS® online

Sin importar el tamaño, las empresas, corporaciones, organizaciones, negocios o franquicias tienen una cultura y clima organizacional. Estos dos aspectos brindan una vida propia y son pilares fundamentales dentro del mundo corporativo.

Cuando la cultura y clima organizacional están alineados, aportan una fuerte personalidad a la empresa capaz de diferenciarla del resto. Además, las hace estables, prósperas, exitosas y longevas.

Se trata de dos conceptos vitales dentro del ámbito empresarial y, por esa razón, es más que necesario que se comprendan a profundidad para desarrollarlos y optimizar la vida de una organización.

¿Qué es la cultura y clima organizacional?

Cuando hablamos de cultura organizacional nos referimos al conjunto de normas escritas y no escritas de la organización, las cuales están diseñadas para que todos los empleados las cumplan y permitan el buen funcionamiento de la empresa.

Estas normas pueden ser: planes estratégicos, visión, misión y objetivos de la empresa, y también, todo tipo de procedimientos inherentes a los departamentos de recursos humanos y administración como capacitaciones, vacaciones, ausencias laborales, etc.

La cultura organizacional es producto de las costumbres, tradiciones, normas, procedimientos y sistemas con las que una empresa opera y funciona. De hecho, la mayoría de las personas desean formar parte de organizaciones exitosas que fomentan una buena cultura organizacional.

Por su parte, el clima organizacional se refiere a la atmósfera dentro de la empresa, es decir, todo lo que se respira en ella. Para determinarlo, se deben tomar en cuenta todos los sentimientos y emociones positivas y negativas que tienen los empleados con respecto a su lugar de trabajo, sus relaciones interpersonales, las comunicaciones con todos los niveles jerárquicos, las instalaciones, espacios físicos y equipos de trabajo.

El clima organizacional podría incidir en la calidad de vida y en el comportamiento de los empleados y, en consecuencia, en la calidad de su trabajo. En ese sentido, si existe un mal clima, se observará un mal comportamiento, falta de apego a las normas y desánimo. En cambio si existe un buen clima laboral, el buen comportamiento, la disposición y el compromiso predominarán dentro de la empresa.

¿Qué implican el clima y la cultura organizacional?

El clima y la cultura organizacional implican una serie de aspectos que deben cumplirse y coexistir para que, en conjunto, puedan beneficiar toda la atmósfera laboral y dirigirla hacia un escenario positivo para todos sus miembros. Estos son:

  • Selección correcta del talento humano que sea coherente con los valores de la organización.
  • Seguimiento de pautas de conducta alineados a la empresa por parte de los empleados.
  • Clasificación clara y concisa de las actividades de la empresa y de las funciones que ejecutarán cada uno de los empleados.
  • Creación de un ambiente interno y externo orientado al logro de objetivos, trabajo en equipo y desarrollo personal y profesional de los miembros de la empresa.
  • Ofrecer un plan de carrera, ascensos y un constante monitoreo de las condiciones físicas, emocionales y profesionales de los empleados.

Por último, hay que tener en cuenta que si intentamos hacer una mejora en la empresa, se debe empezar por cambiar la cultura y el clima organizacional arraigados y adaptarlos a las nuevas circunstancias tanto comerciales como tecnológicas. Si no, en lugar de beneficiar el buen ambiente laboral, jugarán en contra a tal punto de convertirse en una carga para la empresa.

La cultura y el clima organizacional son dos aspectos que deben estar alineados para poder sacar el mejor provecho de ambos. La idea es establecer sus matices adecuados para que todos los miembros de la empresa ganen y esta pueda alcanzar el éxito.

¿Qué otros elementos crees son necesarios para fomentar una buena cultura y clima organizacional? ¡Gracias por tu aporte!



La entrada Cultura y Clima organizacional aparece primero en https://ift.tt/34eKB7Q

Tipos de modelos de negocios en la actualidad

Recopilado por: AGNUS® online

Para todo emprendedor es muy importante entender que no existe uno, sino varios tipos de modelos de negocios, capaces de plasmar y adaptar cualquier idea con éxito.

Incluso, hay algunos modelos que se pueden unir con los tipos de modelos de negocios tradicionales para permitir tomar lo mejor de uno y del otro y fortalecer aún más la idea.

En definitiva, es fundamental para cualquier emprendedor entender la verdadera importancia de los tipos de modelos de negocios, en función de aprovechar todas las vías de ingreso posible.

¿Cuáles son los tipos de modelos de negocios capaces de optimizar un emprendimiento?

10 tipos de modelos de negocio

1. Modelo de negocio del “Producto tangible”

Cuando se crea un producto que se puede tocar. Es posible tener un negocio en base a un producto tangible, se vende a un precio más elevado de lo que costó hacerlo y se obtiene una ganancia. Ejemplo: cualquier producto que vende los supermercados, tiendas, o a través de socios y reventas.

2. Producto intangible (un modelo de negocio en auge):

Sigue siendo un producto, pero esta vez, no se puede tocar. Existe toda una industria de productos intangibles representados, por ejemplo, por los infoproductos que son productos de información. Ejemplo: cursos, maestrías, etc.

3. Recursos compartidos:

Una persona o empresa paga por “algo” que solo va a usar por muy poco tiempo, alguien podría ofrecer ese “algo” y cobrar solamente por ese pequeño espacio o esa pequeña cosa que se está utilizando. Ejemplo: servicios de alquiler de oficinas, de equipos de computación, etc.

4. Subscripción o memberships (cuotas):

Las personas pagan mensualmente por tener acceso a un producto o servicio. Ejemplo: Netflix, Spotify, suscripciones a gimnasios, etc. Es mucho más económico pagar una subscripción a un gimnasio que comprar las maquinas necesarias para montar uno en casa.

5. Reventa:

Se compra un producto más económico para venderlo más caro y la diferencia es la ganancia obtenida. Ejemplo: cadenas de supermercados, ellos, en general, no producen los productos sino que los compran a sus proveedores y se los venden a los consumidores a un precio más elevado.

6. Alquiler:

Se hace una inversión de capital en algún equipo y las personas pagan por el uso de ese equipo. Ejemplo: equipos de construcción. Quizá una compañía no pueda pagar los cientos de miles de dólares que cuesta un equipo de este tipo y solamente los alquila por cierta cantidad de dinero.

7. Agencia:

Cuando una persona no tiene la experticia necesaria para llevar una idea a cabo, contrata a alguien para que lo haga por ella o él. Ejemplo: agencias de cualquier tipo, que tienen un equipo involucrado con más experticia capaz de llevar esa idea a la realidad.

8. Audiencia:

Se capta una audiencia fiel y se crea un producto o servicio en base a esa audiencia. posteriormente, algunas compañías pagarán para hacer publicidad en ese producto o servicio a esa comunidad. Ejemplo: las revistas especializadas en temas como revistas de moda, de montañismo, de gastronomía, etc.,

9. Préstamos:

Una empresa o una persona tiene una gran idea, pero no tiene dinero. Se le hace un préstamo de la cantidad que necesita y se le cobra un interés. Finalmente, se estará ganando un poco más de lo que se prestó por el cobro de intereses. Ejemplo: entidades bancarias y prestamistas profesionales.

10. Capital:

Cuando se tiene un gran capital se puede invertir en una porción de una compañía. Ejemplo: empresas pequeñas necesitan capital para poder seguir creciendo y si se invierte en ellas cuando estas crezcan la participación dentro de esa compañía también crece y, por ende, la ganancia.

Obviamente no se podrán desarrollar los 10, pero si al menos dos o tres.

Tipos de modelos de negocios tradicionales

Todavía existen modelos de negocios tradicionales donde se les daba una gran importancia a las jerarquías. Los gerentes de estos tipos de negocios se comunicaban hacia abajo con sus subordinados, sin lugar a la participación de estos ni a un intercambio de ideas.

Hay varios tipos de modelos de negocios de este estilo, sin embargo, los más usados son:

  • Venta directa de productos y/o servicios sin cartera de clientes fija ni asociados para revender.
  • Franquicias o licencias.
  • Ayudas públicas y subvenciones.

Algunos de ellos todavía siguen aplicándose, pero cada vez más están siendo sustituidos por modelos de negocios innovadores en donde la participación de todos los implicados sea más activa y ventajosa.

Existen más tipos de modelos de negocios, pero estos 10, son los que hoy en día están dominando el mercado. La idea es conocerlos bien y verificar cuál es el más apropiado para tu idea de negocio. Toma acción, analiza cada uno de ellos y no decidas a la ligera, recuerda que de esto dependerá el éxito o el fracaso de tu empresa.



La entrada Tipos de modelos de negocios en la actualidad aparece primero en https://ift.tt/3kUKvIw

Tipos de estrategias empresariales

Recopilado por: AGNUS® online

Para que una empresa pueda surgir, permanecer y seguir evolucionando debe, en primera instancia, definir sus objetivos a corto, mediano y largo plazo. Seguidamente, diseñar las estrategias necesarias que conducirán al logro de objetivos para que, en última instancia, se ejecuten cada uno de ellos.

Por supuesto, esto requiere de una planificación previa que tome en cuenta todos los escenarios posibles. Por lo general, transcurre un buen tiempo antes de planificar las estrategias hasta llevarlas a cabo. Es ahí cuando entra en juego los tipos de estrategias empresariales.

Los tipos de estrategias empresariales son un conjunto de normas, decisiones y acciones por las que una organización define las maneras en que creará valor. Estos tipos de estrategias ayudan a saber qué hacer y cómo hacerlo de la manera más eficaz posible, a definir las acciones y los recursos necesarios para cumplir con los objetivos planteados.

Las estrategias de una empresa, independientemente de su tipo, deben cumplir con ciertos patrones, entre los que se destacan:

  • Deben mostrar claramente los medios o formas de lograr los objetivos.
  • Los objetivos deben ser los fines y las estrategias, los medios o formas.
  • Deben fomentar el logro de objetivos con la menor cantidad de recursos posibles.
  • Las metas deben estar delimitadas claras y entendibles para todos.
  • Deben guardar coherencia con los valores, principios y cultura de la empresa.
  • Deben representar un reto para la organización y los empleados.
  • Deben ejecutarse en el menor y más razonable tiempo posible.

Tipos de estrategias empresariales

Dentro de la tipología de estrategias empresariales, destacan tres de manera macro:

  • Estrategias corporativas:

Son las que se diseñan en base al cómo, dónde y cómo serán ejercidos los valores de la empresa en cada una de las actividades a desarrollar. Se establecen a largo plazo y por lo general, marcan la dirección general de la organización.

En las estrategias corporativas se definen los parámetros principales como la visión, la misión, las metas a cumplir y el nicho de mercado a trabajar. El enfoque está siempre en resaltar los valores de la empresa. Es decir, se define quién es la empresa, a quién se va a dirigir y cómo se hará el trabajo.  En las estrategias corporativas no se tiene en cuenta a la competencia, sino que se enfoca totalmente en la empresa.

  • Estrategias competitivas o estrategias de negocio:

Son aquellas en donde se definen las maneras en las que se va a competir en el mercado. Acá, sí se analiza con profundidad a la competencia y en base a ese resultado, se definen las estrategias para diferenciarse y destacar.

En este análisis, las estrategias son vistas como un juego de ajedrez, de acuerdo a cómo se vayan moviendo las piezas de la competencia, se mueven las de nuestra empresa. Las estrategias competitivas se llevan a cabo en la Unidad Estratégica de Negocio y deben responder a la pregunta principal de: ¿cómo competir eficazmente?

Estas estrategias son planificadas a corto plazo y deben estar alineadas con las estrategias corporativas.

  • Estrategias operativas:

Son las que se centran en aprovechar los recursos y habilidades de manera eficaz en cada área operativa de cada unidad de negocio de la empresa. La finalidad es maximizar la productividad de todos los recursos respondiendo a su utilización y aplicación con miras a obtener resultados óptimos.

Las áreas en donde se aplican este tipo de estrategias son las de producción, comercialización, ventas, financiación, recursos humanos, departamentos de tecnologías, de computación, de atención al cliente y de compras.

Las estrategias operativas se planifican a corto plazo y también deben guardar alineación con las estrategias corporativas y las de negocio.

Cualquier organización, sea grande o pequeña, que tenga bien definida sus tipos de estrategias empresariales podrá lograr los objetivos deseados. La clave está en guardar coherencia entre cada una de ellas y delimitar con profundidad los objetivos, los planes de acción y las distintas formas para llevarlas a cabo.



La entrada Tipos de estrategias empresariales aparece primero en https://ift.tt/2E277Gf

Diferencia entre emprendedor y empresario

Recopilado por: AGNUS® online

Las personas que tienen un emprendimiento se hacen llamar “emprendedoras”, y las personas que tienen una empresa se hacen llamar “empresarios”. Ahora bien, ¿cuál es la verdadera diferencia entre ambos conceptos? ¿es lo mismo ser emprendedor que empresario?

Lo primero que se tiene que tener en cuenta es que no se puede generalizar y que, en efecto, sí existe una diferencia entre emprendedor y empresario.  Ambos conceptos tienen diversas características que valen la pena reflexionar antes de construir conceptos para ambos perfiles. 

¿Cuál es la diferencia entre emprendedor y empresario

Comencemos teniendo en cuenta que un empresario es visto como un propietario, dueño, gerente o directivo de una empresa o negocio. Sus funciones, en la mayoría de las veces, se limitan a dirigir y a vigilar que se cumplan los procesos adecuadamente. 

Mientras que el emprendedor es alguien que materializa ideas en acciones con el objetivo de construir una empresa o negocio innovador. Es un poco más dinámico que el empresario y se preocupa más en ser pionero en algo.

¿Qué otros aspectos se deben tomar en cuenta para determinar la diferencia entre emprendedor y empresario?

Aspectos Empresario Emprendedor
Ideas de negocio  Suele tener una gran capacidad de adaptación a diversos sectores o ideas de negocio en caso de que detecte una oportunidad que le interese.  Se concentra en ejecutar sus propias ideas que, por lo general, tienen un gran valor personal. Además, casi siempre quiere innovar y ser el primero en una idea de negocio. 
Objetivos Se preocupa en desarrollar un negocio o empresa que tenga objetivos viables. Piensa detenidamente en los riesgos y los toma en cuenta a la hora de seguir adelante o no con su idea.  También se preocupa por los objetivos y los riesgos pero se concentra más en desarrollar su proyecto, marcar pauta e innovar de alguna manera. Es capaz de dejar en segundo plano el aspecto económico con tal de plasmar su idea. 
Riesgo Calcula muy bien el riesgo que está dispuesto a asumir y delimita estrictamente hasta dónde quiere y puede llegar. Es más analítico y se maneja por factibilidades. Aprende a manejar los riesgos planificando todos los escenarios posibles. Su principal objetivo es manejar el riesgo con tal y pueda cumplir su sueño de negocio. 
Equipo de trabajo Valora más la productividad y se preocupa por contar con un equipo de trabajo altamente productivo y comprometido con las metas propuestas. Valora la productividad pero toma más en cuenta el desarrollo personal y profesional de su equipo. Suele ver a sus trabajadores como colaboradores con los que tiene gran afinidad y con los que hará su sueño realidad.
Clientes Ve a los clientes como su principal fuente de ventas, ganancias y beneficios. Los considera personas a las que no puede decepcionar más allá que sean una fuente de ingresos. 
Dinero Centra sus esfuerzos en evitar perder dinero y en que prospere siempre.  El dinero es una constante fuente de posibilidades y de nuevos comienzos. Si hay que comenzar de nuevo perdiendo un poco de dinero lo hace, pero tomando el aprendizaje necesario para evitar más pérdidas. 
Tiempo y visión de mundo No le gusta perder el tiempo. Delimita sus horas de trabajo y las razones por las cuales necesita hacer horas extra en caso de que así lo requiera. Ve al mundo como una oportunidad de ganar dinero y disfrutar lo que hace. No tiene horario. Para él o ella no debe existir delimitación del tiempo ya que está trabajando en su pasión. En ese sentido, no existen los días festivos o vacaciones en verano. Ve al mundo como un escenario para cumplir sus sueños. 

 

Estos fueron algunos aspectos a tomar en cuenta para marcar la diferencia entre emprendedor y empresario. Aunque ambos tengan visiones y maneras de hacer las cosas distintas, si en verdad deseas alcanzar el éxito rápidamente, debes ser un poco de ambos. 



La entrada Diferencia entre emprendedor y empresario aparece primero en https://ift.tt/3iOkfxu

Liderazgo Estratégico

Recopilado por: AGNUS® online

Hoy en día, el liderazgo sigue siendo y será un tema a discutir. Es muy común ver como en las empresas, organizaciones, emprendimientos y en general, en todo el mundo corporativo, laboral y de negocios, se le da una gran cabida e importancia a su ejecución.

De hecho, sigue siendo objeto de estudios, investigaciones y discusiones que, entre otras cosas, han concluido que es más que necesario identificar no unos pocos sino numerosos tipos de liderazgos para poder comprenderlo y adaptarlo a diversos escenarios.

Dentro de esos tipos se encuentra el liderazgo estratégico. Este tipo de liderazgo funciona, no solo para organizar un equipo o gestionar los procesos de una empresa, sino para crear y manejar a la perfección una estructura organizativa en aras de que esté mejor alineada a lograr los objetivos propuestos.

El liderazgo estratégico es un liderazgo que transforma. Es capaz de crear una visión tan eficaz, que puede mover a la empresa del punto A al punto B sin necesidad de caer en puntos intermedios que representen fallas.

¿Qué es liderazgo estratégico?

El concepto de liderazgo estratégico abarca distintas vertientes, pero lo podemos definir como la elaboración de una serie de procesos eficaces que ayudarán a lograr un objetivo predeterminado.

El liderazgo estratégico se puede aplicar tanto para el mundo corporativo como para tu vida personal porque se trata de la implementación de estrategias previamente planificadas, analizadas y estudiadas, que te ayudarán alcanzar aquello que te hayas planteado.

¿Qué es una estrategia? Es sencillamente el conjunto de decisiones que te ayudarán a lograr un objetivo para tener éxito. Por lo tanto, el liderazgo estratégico es visto como la acción de llevar a un grupo a ejecutar estas decisiones en pro de unos objetivos establecidos.

Lo primero que hace un líder estratégico es formular una reflexión de un escenario para después diseñar los objetivos a seguir y luego, delimitar el plan de acción siguiendo determinadas pautas que ayudarán a alcanzar lo que se desea.

Al igual que otros tipos de liderazgo como el autoritario o el carismático, el liderazgo estratégico da al líder el poder y el marco necesario para guiar al equipo de trabajo.  La diferencia acá es que el líder considera y analiza profundamente, las acciones, procesos y formas de comunicación para motivar y dirigir al grupo hacia lo que se está buscando. En ese sentido, cada paso que da, es previamente calculado y establecido.

El liderazgo estratégico permite mejoras en la productividad, de hecho, antes de realizar algún recorte de la estructura operativa, ante algún escenario donde los objetivos no fueron alcanzados, acude a otras estrategias para de alguna u otra manera alcanzar dichos objetivos y esto, indefectiblemente, trae un aumento de la productividad.

Este tipo de liderazgo rechaza las soluciones rápidas, en efecto, está diseñado para obtener soluciones con miras al futuro. Por esa razón considera contraproducente tomar decisiones drásticas como la de despedir a un empleado que pudiese afectar el crecimiento y la planificación.

Antes de despedir a alguien, en el liderazgo estratégico se agotan todos los recursos posibles independientemente de la posible causa del despido, para evitar a futuro alguna falencia en los procesos.

En suma, el liderazgo estratégico prepara a la organización hacia cualquier escenario tomando en cuenta aspectos como el comportamiento predictivo, la toma de decisiones analíticas y la organización y planificación previas.

Importancia del liderazgo estratégico

  • Protege y prepara las organizaciones a enfrentar todos los escenarios posibles ante la volatilidad de los mercados globales, los constantes cambios que trae la tecnología y la incertidumbre que esto pudiese generar.
  • Ayuda a anticipar situaciones, conservar la flexibilidad y crear distintos cambios para frenar impactos negativos o en su medida, suavizarlos.
  • Crea los planes necesarios para alcanzar una meta y usa la información, el conocimiento, la comunicación y el análisis para establecer sus procesos.
  • Asiste a la organización a lograr los objetivos propuestos de una forma más eficaz, tanto a un corto como a largo plazo.
  • Ofrece actividades que ayudarán no solamente al líder sino a todos los miembros de la organización para que sean dirigidos correctamente. Algunas de ellas: una visión clara, el mantenimiento de la cultura organizacional, la manifestación de iniciativas, y la implementación de valores.

Importancia del liderazgo estratégico

Es necesario que tomes en cuenta el liderazgo estratégico para implementar las acciones adecuadas que te ayudarán a alcanzar tus propios objetivos. Se trata de un tipo de liderazgo que puede unirse con otros para, en definitiva, alcanzar más rápidamente el éxito que deseas.

¿Cómo ha sido tu experiencia aplicando este tipo de liderazgo? De antemano, muchas gracias por tus aportes.



La entrada Liderazgo Estratégico aparece primero en https://ift.tt/33SowvM

Related Posts with Thumbnails