.

.

Cambiar el logotipo

Recopilado por: AGNUS® PUBLICIDAD
No solo se trata siempre de hacer uno nuevo. La identidad de una marca debe de evolucionar conforme a los años, son pocos los casos donde una identidad puede permanecer por mucho tiempo de vida sin necesidad de cambios. Definir puntos exactos de cuando es necesario cambiar una imagen sería muy arbitrario y poco profesional de nuestra parte, pues es una decisión que se debe de apoyar con estudios de mercado. Sin embargo, presentamos ciertos criterios cuando a nuestro parecer es necesario refrescar la imagen de un negocio.

1. Se ve viejo: El tiempo siempre hace estragos en toda imagen y estos se hacen más visibles cuando una identidad fue diseñada basándose en modas. Unos pequeños cambios en los rasgos de su logotipo evitarán que se vea viejo y anticuado.

2. Es ineficaz: Generalmente sucede en un logotipo que utiliza muchos colores y elementos (brillos, sombras, relieves, texturas y demás adornos). Puede parecernos “bonito” al elegirlo, sin embargo se transforma en un dolor de cabeza cuando queremos plasmarlo sobre un soporte pequeño o cuando necesitamos aminorar los costos de impresión.

3. No comunica lo deseado: Todas las identidades corporativas deben de comunicar a la perfección la filosofía (valores, visión, misión, objetivos) de una empresa. El consumidor debe de entender a simple vista el giro y el tono (si es formal, creativa, divertida, seria, familiar, etc.) del negocio.

4. No es profesional: Hay empresarios que por ahorrarse dinero, dejan algo tan de GRAN IMPORTANCIA como lo es la imagen de su negocio en manos de gente no profesional, que invariablemente entrega un trabajo de muy baja calidad. Evite a toda costa los diseñadores “patito” que lo único que hacen es disminuir el valor monetario de su marca.

Un logotipo nos representa en todo momento.  En los inicios de la empresa, muchas veces no parecía tan necesario un buen logotipo pues con el que nos había regalado el sobrino que dibujaba "bonito" sería más que suficiente.  La batalla comercial que se libera día a día no solo puede estar basada en calidad del producto y reducción de costos, sino además de la manera en que somos percibidos por el mercado al que queremos llegar y por supuesto al que aun no nos conoce.

El elemento inicial es pues un logotipo que influirá en la manera de como es apreciado nuestro producto o servicio.  Es en ese punto donde radica la importancia de un buen deiseño del mismo y su modificación cuando sea necesario al pasar de los años y de acuerdo a los requerimientos propios del negocio una vez que haya crecimiento del mismo.






Related Posts with Thumbnails